El altavoz de la emergencia climática con la exposición Eco-visionarios, Matadero Madrid

  • Del 13 de junio al 6 de octubre Matadero Madrid presenta Eco-visionarios. Arte para un planeta en emergencia, un proyecto expositivo internacional que aborda la crisis climática desde las prácticas artísticas
  • Comisariada por Pedro Gadanho, Mariana Pestana y Matadero Madrid, la muestra reúne en la Nave 16 instalaciones y proyectos audiovisuales de más de 40 artistas en una exposición-manifiesto de denuncia, pero sobre todo de propuestas, que aborda los efectos de las transformaciones ecológicas causadas por la acción del hombre en la superficie del planeta
  • Eco-visionarios es la actividad inaugural del Instituto Mutante de Narrativas Ambientales (IMNA), una nueva línea de trabajo de Matadero Madrid que impulsa proyectos que contribuyen a crear narrativas ambientales capaces de superar los discursos ecológicos tradicionales
  • Durante la exposición el IMNA instalará su sede provisional en la Nave 16 y presentará actividades y proyectos como un ambicioso Jardín Cyborg para mejorar las temperaturas del recinto de Matadero, acciones de ciencia ciudadana, un programa de radio, performances, talleres de ficciones climáticas y conferencias internacionales
  • La inauguración de Eco-visionarios tendrá lugar hoy, jueves 13 de junio, a las 19.30h en la Nave 16 de Matadero con la presencia de sus comisarios y los artistas Pinar Yoldas, Paula Gaetano Adi y Darlene Farris-Labar

 

Esta mañana ha tenido lugar en la Nave 16 de Matadero Madrid la rueda de prensa de la exposición Eco-visionarios. Arte para un planeta en emergencia, una exposición-manifiesto que aborda los efectos de las enormes transformaciones ecológicas que estamos viviendo, causadas principalmente por la acción del hombre en la superficie del planeta. El calentamiento global, los fenómenos meteorológicos extremos, el aumento del nivel del mar, las sequías que afectan a unas regiones mientras otras sufren inundaciones, son algunos de los sucesos que nos hacen sentir que vivimos una época de cambio. A estos fenómenos naturales se le suman las crisis medioambientales producidas por el agotamiento de los recursos, por el uso continuado de combustibles fósiles, por los efectos del consumo masivo y diversas formas de polución y contaminación, como los plásticos que invaden los océanos, las especies amenazadas y muchas otras realidades que nos llegan a diario por los medios de comunicación.

Eco-visionarios es el nombre compartido de un proyecto expositivo internacionalorganizado originalmente por MAAT- Museo de Arte y Arquitectura de Lisboa (Portugal), Bildmuseet de Umeå (Suecia), House of Electronic Arts (HeK) de Basilea (Suiza) y LABoral Centro de Arte y Creación Industrial de Gijón. Ha sido concebido como un work in progress al que se han sumado con nuevas contribuciones el Centro de Creación Contemporánea Matadero Madrid y la Royal Academy of Arts de Londres (Reino Unido). En España, Matadero Madrid y LABoral Centro de Arte y Creación Industrial de Gijón colaboran para la presentación conjunta de la propuesta.

La exposición se presenta en Matadero Madrid como actividad inaugural de una nueva línea de trabajo interdisciplinar del Centro que, con el nombre de Instituto Mutante de Narrativas ambientales (INMA), aborda la crisis climática desde la investigación y la producción artística. El INMA está impulsado por Plataforma-A, una red de trabajo interdisciplinar formada por el Centro de Innovación en Tecnología para el Desarrollo Humano de la Universidad Politécnica de Madrid (itdUPM), el Ayuntamiento de Madrid a través del Área de Medio Ambiente y Movilidad, y Matadero Madrid, en colaboración con infinidad de agentes locales y en coproducción con instituciones internacionales.

A partir de hoy y hasta el mes de octubre, el Instituto Mutante tendrá su sede provisional también en la Nave 16 de Matadero Madrid para presentar sus proyectos y acompañar con actividad la exposición Eco-visionarios. Entre esos proyectos se encuentra la creación de un ambicioso Jardín Cyborg para el recinto de Matadero como experimento de adaptación al cambio climático en entornos urbanos.

 

EXPOSICIÓN ECO-VISIONARIOS. ARTE PARA UN ESTADO DE EMERGENCIA

En un momento en que el cambio climático se hace sentir de manera más patente y empiezan a ser muchas y fuertes las voces que exigen medidas radicales, la exposición Eco-visionariospone sobre la mesa desde las prácticas artísticas contemporáneas (instalaciones, proyectos audiovisuales y en otros medios) visiones críticas y creativas para contar historias, abrir discusiones y construir estrategias para sobrevivir en el mundo que viene. De la extinción de especies a la deforestación, de la contaminación de los océanos a la toxicidad del aire que respiramos, de las previsibles migraciones climáticas a la necesidad de imaginar nuevos sistemas alimentarios, la exposición aborda la crisis más importante a la que se enfrenta la humanidad.

Desde el período preindustrial, y especialmente a partir de la segunda mitad del siglo pasado, la degradación del medioambiente y el cambio climático de origen humano han aumentado a un ritmo jamás visto en ninguna otra época de la historia. La exposición se sitúa en la revisión del marco teórico del Antropoceno, concepto con el que parte de la comunidad científica denomina a esta nueva era geológica en la que vivimos, haciendo referencia a su característica definitoria: la responsabilidad del ser humano como agente de cambio medioambiental a escala planetaria.

Comisariada por Pedro Gadanho, escritor, arquitecto y director de MAAT-Museo de Arte, Arquitectura y Tecnología (Lisboa); Mariana Pestana, arquitecta y comisaria de exposiciones como The Future Starts Here, en el Victoria and Albert Museum; y el equipo de Matadero MadridEco-visionarios es una exposición-manifiesto que aborda los efectos de las enormes transformaciones ecológicas que estamos viviendo, causadas principalmente por la acción del hombre en la superficie del planeta.

La muestra supone un cuestionamiento de cómo se enfrentan los artistas, los arquitectos, los diseñadores y otros actores culturales a estas transformaciones ecológicas; a la vez que señalan sus causas, ponen de relieve sus aspectos menos visibles y anticipan planteamientos alternativos de respuesta y de adaptación a sus consecuencias. Con más de 40 participantes a lo largo de cuatro secciones – DesastreExtinciónCoexistencia Adaptación –, las piezas y los proyectos de la exposición alternan la investigación crítica con el optimismo visionario. A través de las imágenes subjetivas e inestables de la ecología que devuelven las obras de arte y arquitectura de Eco-visionarios se quiere recuperar un sentimiento de esperanza en el futuro.

La primera sección de la exposición, Desastre, se centra en la interacción humana con la naturaleza, en sus diferentes escalas y aspectos, y deja al descubierto cómo las tecnologías intrusivas, las intervenciones territoriales y la contaminación conforman los paisajes del siglo XXI. Bajo el título Extinción se reúnen obras que proponen una nueva imaginación de lo humano que nos permita concebir un mundo en el que reconectar con el entorno de una forma nueva. Los proyectos que se muestran en la sección Coexistencia revelan que la ecología debe redefinirse como una red de solidaridad entre los diferentes lugares y especies del planeta. Por último, bajo el epígrafe Adaptación, se descubren propuestas innovadoras para adaptarnos a una condición cambiante, desde las investigaciones sobre el control del clima y las formas orgánicas de producción de energía, a las ficciones especulativas que abordan la manera de reinventar nuestra biología y nuestras estructuras sociales.

 

Un proyecto expositivo internacional

La singularidad del proyecto Eco-visionarios radica en que, a lo largo de dos años, bajo una base teórica y conceptual compartida, cada una de las entidades participantes ha realizado una exposición acerca de los vínculos del arte contemporáneo con los actuales desafíos medioambientales, desde enfoques diferentes, directamente relacionados con las líneas de trabajo de cada institución. La exposición no itinera, es un proyecto de investigación abierto y en proceso que se presenta simultáneamente en diferentes sedes y que incorpora en cada una de sus presentaciones obras nuevas y nuevas ideas.

Bildmuseet (15 jun – 21 oct 2018) planteó este tema desde una revisión histórica de la conexión entre arte y ecología, MAAT (11 abr – 08 oct 2018) focalizó la exposición en la relación transdisciplinar entre arte, diseño y arquitectura sostenible, y HeK (30 ago – 11 nov 2018) profundizó en los nexos entre arte, ecología y tecnología. En España, Eco-visionariosse celebra en paralelo en Matadero Madrid y en LABoral. En su exposición (24 may – 26 oct 2019), LABoral aborda las conexiones emergentes entre la biosfera y la tecnosfera, teniendo en cuenta obras de carácter transdisciplinar que basculan entre arte, ciencia, tecnología y sociedad. Matadero pone el foco en el mutualismo entre especies humanas y no humanas y en los proyectos de adaptación al cambio climático en los entornos urbanos. Los resultados de las distintas exposiciones en torno a Eco-visionarios se muestran en un catálogo publicado en inglés por la editorial Hatje Cantz que, además de los ensayos de los comisarios, cuenta con contribuciones de expertos en diversas disciplinas como Linda Weintraub, Amale Andraos, Matthew Fuller y T.J. Demos.

 

Artistas y arquitectos Eco-visionarios

Los artistas y arquitectos participantes en la exposición son: Allora & Calzadilla (Estados Unidos/Cuba), Nelly Ben Hayoun (Francia), Ursula Biemann y Paulo Tavares (Suiza/Brasil), Zheng Bo (China), C+/In the Air (España/Inglaterra), Carolina Caycedo (Inglaterra/Colombia), Emma Charles (Inglaterra), Fernando Cremades (España), Alexandra Daisy Ginsberg (Inglaterra), Darlene Farris-Labar (Estados Unidos), Paula Gaetano Adi (Argentina), Tue Greenfort (Dinamarca), Terike Haapoja (Finlandia), HeHe (Inglaterra / Alemania), Husos (Madrid), Andrés Jaque (España), Kiluanji Kia Henda (Angola), Jakob Kudsk Steensen (Dinamarca), Gabriel Ruiz Larrea (España), Pedro Neves Marques (Portugal), Next Nature Network (Holanda), Eva Papamargariti (Grecia), SKREI (Portugal), Superflex (Dinamarca), Jenna Sutela (Finlandia), Unknown Fields Division (Reino Unido / Australia), Ana Vaz y Tristan Bera (Brasil/Francia) y Pinar Yoldas (Turquía).

 

INSTITUTO MUTANTE DE NARRATIVAS AMBIENTALES

Durante las fechas de la exposición, en la galería anexa a la sala de exposiciones y conectada con ella, Matadero Madrid presentará la sede provisional del Instituto Mutante de Narrativas Ambientales (INMA), un proyecto impulsado por la Plataforma-A, una red de trabajo interdisciplinar formada por el Centro de Innovación en Tecnología para el Desarrollo Humano de la Universidad Politécnica de Madrid (itdUPM); el Ayuntamiento de Madrid a través del Área de Medio Ambiente y Movilidad; y Matadero Madrid. La plataforma reúne a un grupo internacional de artistas, diseñadores, investigadores, pensadores, científicos, ingenieros, arquitectos y otros muchos agentes en torno a la investigación y producción artística para abordar la crisis climática.

Ante la urgencia de una sensibilización colectiva frente a la crisis planetaria, Matadero Madrid propone el Instituto Mutante de Narrativas Ambientales como línea de trabajo para impulsardesde las prácticas artísticas y en conexión con otros saberes como el periodismo, las humanidades y las ciencias sociales, la ciencia y la investigación tecnológica, proyectos que contribuyan a crear narrativas ambientales capaces de superar los discursos ecológicos tradicionales. El Instituto postula que, junto a los proyectos y procesos tecnológicos necesarios, los actuales retos planetarios requieren de cambios culturales y políticos, basados en la inteligencia colectiva y en la innovación social, que posibiliten transformaciones estructurales radicales.

El INMA se sitúa en el debate sobre el Antropoceno, como una nueva época que requiere una nueva comprensión de lo humano y de su posición e instalación en el mundo. Y se propone como un espacio para repensar las relaciones entre cultura y naturaleza, entre naturaleza y tecnología, y para generar una nueva imaginación que tenga en consideración los intereses de entidades no humanas y promueva las relaciones de beneficio mutuo con otras especies.

Desde este marco de trabajo y con la convicción de que los retos planetarios demandan saberes que exceden las disciplinas, el Instituto Mutante se plantea como herramienta para cumplir tres objetivos: identificar y comprender los imaginarios existentes sobre el cambio climático (su tratamiento en los medios de comunicación, redes sociales, etc.); investigar de forma interdisciplinar y participada, produciendo proyectos de adaptación al cambio climático; y comunicar la investigación e iniciativas de innovación para el empoderamiento ciudadano en este proceso de adaptación.

El Instituto Mutante no busca únicamente acercar la actividad investigadora y el conocimiento medioambiental a la sociedad sino también iniciar procesos de investigación con agentes de diferentes disciplinas y con la ciudadanía. El objetivo es trabajar conjuntamente en el desarrollo de soluciones basadas en la naturaleza, capaces de generar nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos.

Todo ello se articula a través de colaboraciones entre artistas, fundaciones, instituciones, administraciones, universidades, colectivos y comunidades diversas para promover proyectos para repensar las relaciones entre cultura y naturaleza, entre naturaleza y tecnología, entre ciencia y ficción, entre lo macro y lo micro, entre política y cosmopolítica, entre ética y ecoética, entre ecología y política, y el rol de los no-humanos en los ecosistemas planetarios, así como crear campañas estratégicas de comunicación ambiental. Entre las diferentes líneas de trabajo del INMA se encuentran la comunicación entre especies, el río como eje de transformación de la ciudad; los derechos de la naturaleza y la justicia ambiental; las nuevas economías; o los sistemas alimentarios.

 

Actividades públicas del Instituto Mutante de Narrativas Ambientales

De junio a octubre en la Nave 16, el IMNA organizará una serie de actividades abiertas al público para presentar sus principales líneas de actuación. Entre ellas se encuentran conferencias, performances, acciones de ciencia ciudadana, formación online sobre “ciudades verdes”, talleres de ficciones climáticas y un programa de radio.

Las actividades se organizan en torno a tres ejes temáticosResiliencia cooperativaPost-naturaleza y Entidades no humanas. ¿Qué tipo de redes construimos en nuestras relaciones entre humanos y con otras especies? ¿Qué pasaría si entendiéramos el Planeta como varios cerebros pensando y actuando en un mismo cuerpo como sucede en algunos microorganismos? ¿Qué consecuencias tiene entender la “naturaleza” como algo autónomo y separado de la sociedad humana? ¿Qué procesos serán necesarios para la adaptación al cambio climático en las ciudades? ¿Qué puede suponer el río Manzanares como eje de transformación climática en la ciudad de Madrid?

La línea de trabajo Resiliencia cooperativa estudia los procesos de adaptación basados en la cooperación y el aprendizaje horizontal de otras especies. En esta línea se presenta, entre otras iniciativas, la obra Game of swarms (Juego de enjambres) de la artista Paula Nishijima, que propone el estudio de redes naturales como los insectos sociales o microorganismos para generar nuevas formas de relación y trabajo.

El marco teórico de la Post-naturaleza permite pensar en la idea de naturaleza urbana y en la necesidad de replantear los procesos de naturación de las ciudades. En esta línea, se presentará la obra Riología de la artista Robertina Šebjanič sobre el proceso de naturación del río Manzanares que incluye una acción de ciencia ciudadana con más de 600 participantes.

Por último, el IMNA presenta iniciativas como el Ministerio del Futuro, una mesa de trabajo para plantear como debería ser la cartera de este hipotético ministerio, o la obraComunicador Inter-especial del artista Fito Conesa, para abordar la necesidad de definir un espacio político heterogéneo que reconozca los derechos de entidades no humanas y a los humanos por llegar, para la construcción de un pacto futuro inter-especial e intergeneracional.

El programa de actividades incluye, además, la presentación de los primeros resultados del trabajo realizado por la Plataforma-A (red de trabajo interdisciplinar del Instituto) hasta la fecha. Más allá del proceso de naturación de Matadero a través del Jardín Cyborg, se presenta la instalación de una red climática de Madrid para proveer a la ciudadanía de información meteorológica útil. En la línea de mitigación al cambio climático, se presenta una actuación sobre la movilidad activa (peatonal y ciclista), transporte público y movilidad compartida en los Campus Sur (Vallecas) y Moncloa de la Universidad Politécnica de Madrid, teniendo en cuenta la medida 19 del Plan A: Planes de movilidad laboral sostenible del Ayuntamiento de Madrid.

 

Un Jardín Cyborg en Matadero Madrid

La Plataforma-A ha iniciado diferentes proyectos para abordar de manera interdisciplinar la adaptación al cambio climático y la mejora de la calidad del aire en la ciudad de Madrid. Entre ellos se encuentran el desarrollo de una red climática ambiciosa, experimentos para la mejora de la movilidad de la ciudad y el ensayo de un proceso de naturación urbana, a través de la creación de un Jardín Cyborg en Matadero Madrid.

El recinto de Matadero, con vastos espacios sin vegetación y sin sombra, se encuentra en medio de una “isla de calor”, por lo que sufre enormemente las temperaturas extremas y especialmente las olas de calor que se están dando cada vez con más frecuencia en Madrid. Partiendo de esta situación adversa y a través de una serie de talleres liderados por artistas y arquitectos y que han contado con la participación de geólogos, botánicos, ingenieros, sociólogos, antropólogos, diseñadores y un largo etcétera, en abril de 2018 se inició un proceso de creación de un Jardín Cyborg.

La iniciativa, dirigida por elii [oficina de arquitectura], se encuentra hoy en su fase de prototipado, y ha contado con la participación de artistas como el biodiseñador y doctor en Computación Orkan Telhan, quien trabajará con nuevas especies y con los rituales de cuidado de estos híbridos, a la vez, naturales y artificiales; el colectivo uh513 formado por la artista María Castellanos y el tecnólogo Alberto Valverde, quienes, a través de prototipos cyborg y realidad virtual, nos invitarán a ampliar nuestras capacidades sensoriales e interactuar con las plantas del jardín; el colectivo de arquitectas Double Happiness (Joyce Hwang y Nerea Feliz) atenderá a los otros habitantes de Matadero Madrid: los insectos, unos vecinos no siempre visibles pero que son cruciales en las dinámicas del ecosistema urbano; los arquitectos TAKK (Mireia Luzárraga y Alejandro Muiño) que desarrollarán unos espacios de estancia, generadores de sombra, que participarán de la biodiversidad local, y el colectivo formado por Rachel Armstrong, Rolf Hughes, Pierangelo Scravaglieri, John Bowers, Tim Shaw [Newcastle University] y Ioannis Ieropoulos [University of the West of England](Inglaterra) quienes diseñarán un sistema de depuración para transformar la orina de los visitantes en agua de riego para el jardín cyborg.

Tanto el proceso de creación del jardín como el resto de iniciativas del INMA proponen la experimentación a partir de una metodología de trabajo interdisciplinar, desarrollada a través de talleres que involucran a agentes de muy diferente índole. El objetivo es en promover la inteligencia colectiva y la cocreación alrededor de soluciones basadas en la naturaleza mediante nuevos canales para crear conciencia y fomentar la participación de múltiples actores. Esta visión requiere y obliga a actuar en un marco metodológico para cocrear las transformaciones que las ciudades necesitan de una manera más eficiente, alentando la integración de agentes no convencionales y, al mismo tiempo, desarrollando nuevas narrativas del cambio climático y de las transformaciones sostenibles desde perspectivas diferentes y disruptivas que lleguen a cada vez más personas.

En esta fase, Matadero Madrid funcionará como campo de pruebas y caso de estudio para el ensayo de prototipos replicables en otros espacios de la ciudad de Madrid, además de otros procesos de innovación científica y tecnológica, para testar, a través del arte, las citadas soluciones basadas en la naturaleza. Así, los proyectos del Instituto Mutante se plantean como ejercicios colectivos de reflexión y de desarrollo de soluciones de adaptación al cambio climático.

 

Exposición Eco-visionarios. Arte para un planeta en emergencia 
13 junio – 6 octubre 2019
Matadero Madrid. Nave 16. Paseo de la Chopera 14
De martes a domingo y festivos de 11 a 20 horas
Lunes y semana del 13 al 18 de agosto, cerrado
Entrada libre hasta completar aforo
#Ecovisionarios #Ecovisionaries

Instituto Mutante de Narrativas Ambientales
14 junio – 6 octubre 2019
Matadero Madrid. Nave 16. Paseo de la Chopera 14
Consulta programa completo en www.mataderomadrid.org
#InstitutoMutante #MutantInstitute

Jardín Cyborg
14 junio – 6 octubre 2019
Matadero Madrid. Nave 16. Paseo de la Chopera 14
De martes a domingo y festivos de 11 a 20 horas
Lunes y semana del 13 al 18 de agosto, cerrado
Entrada libre hasta completar aforo
#JardínCyborg #CyborgGarden

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.