Fundación Juan March. Ciclo de cine mudo – “El gran desfile” de King Vidor. Viernes 4 y sábado 5 de mayo

El ciclo de cine mudo de la Fundación Juan March continúa este viernes 4 de mayo, a las 19:00 horas (repetición el sábado 5 a la misma hora), con El gran desfile (“The Big Parade”, 1925. EEUU) de King Vidor.

Es la octava película del ciclo Cine e Historia (la primera fue Ben-Hur, de Fred Niblo; la segunda La pasión de Juana de Arco, de Carl Theodor Dreyer; la tercera Ana Bolena, de Ernst Lubitsch; la cuarta Madame Dubarry, también de Ernst Lubitsch; la quinta “La nueva Babilonia”, de Grigori M. Kozintsev y Leonid Trauberg; la sexta El acorazado Potemkin (1925) de Sergei M. Eisenstein; y la séptima El fin de San Petersburgo, de Vsévolod I. Pudovkin) que se desarrolla un fin de semana de cada mes, de octubre a mayo: en total nueve obras de directores como, entre otros, Ernst Lubitsch, S. M. Eisenstein, King Vidor o Josef von Sternberg.

Cada viernes del ciclo, un escritor o un especialista cinematográfico presentará la película (el sábado se ofrece la presentación grabada).

 

*****

 

“Aunque todas las películas ofrecen un marco histórico, en la medida en que reflejan algún aspecto o la ideología de la fecha en que fueron producidas, existe un amplio género de producciones que versan explícitamente sobre el pasado, a veces remoto, y que han dado como fruto un género copioso, cuya acción transcurre en el antiguo Imperio romano, en la Edad Media, en las Cruzadas, en las campañas de Napoleón, en la época esclavista de los Estados Unidos, en la Primera Guerra Mundial, etc. Pero, aunque nos hablen de un pasado remoto, la mirada sobre los hechos relatados suele ser una mirada desde un punto de vista ideológico. Así, aunque la pantalla evoque un pasado esclavista, en la Grecia de Pericles o en los Estados Unidos de la primera mitad del siglo XIX, difícilmente lo hará para defender la institución de la esclavitud, hoy día universalmente repudiada por razones éticas. Por eso suele decirse que el cine histórico nos habla más acerca de la época y el país en que se hizo la película, más del presente que del pasado, a través de sus omisiones, de lo no dicho, a veces más elocuente que lo mostrado en la pantalla.

Esta influencia contextual ha sido más evidente cuando las producciones han surgido en regímenes totalitarios con finalidad propagandística, como ocurrió en la Unión Soviética. Así, el famoso acorazado ruso Príncipe Potemkin, cuya marinería se sublevó en 1905 contra el régimen despótico de los zares y cuya gesta narró S. M. Eisenstein en su admirado film El acorazado Potemkin, acabó apresado y devuelto a su país, detalle fundamental que la película omite. Y es bien sabido que el cine bélico realizado en las dos guerras mundiales escoró su propaganda al bando nacional al que pertenecían sus productoras.

Con mucha frecuencia el cine histórico utiliza recursos narrativos, como una historia de amor o un drama familiar, para enmarcarlos en su telón histórico. Se persigue con ello introducir lo que los norteamericanos llaman human interest (interés humano) en confusos y dispersos conflictos colectivos y asegurar así el interés y simpatía del espectador hacia aquellos episodios más próximos por su calor humano y con los que se identifica”.

Viernes 4 y sábado 5 de mayo

El gran desfile (“The Big Parade”, 1925, EE. UU.) (137’)

de King Vidor

con John GilbertRenée Adoré Hubart Bowsworth
Presentación: Manuel Hidalgo
Una historia de amor en medio del desastre de la Primera Guerra Mundial. Jim es el hijo de un empresario norteamericano que decide alistarse en el ejército y partir a Europa para combatir en el Frente Occidental. Cuando llega a Francia comienza un romance con Melisande, una campesina francesa; en esta parte se muestra a unos personajes despreocupados y felices, entregados a su idilio. Pero con la llamada de los soldados al frente, se presenta la crudeza de las escenas bélicas, que se refuerzan con la incorporación de materiales documentales que el ejército facilitó al director.
El sábado se proyecta el vídeo de la presentación del día anterior.

 

Manuel Hidalgo

 

El resto del ciclo

La última orden (EE. UU., 1928),

de Josef von Sternberg (25 y 26 mayo)

 

https://www.facebook.com/fundacionmarch/

https://twitter.com/fundacionmarch/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s